• cuidatedeluxe

Dietas Detox, ¿ciencia o marketing?

Actualizado: 22 de may de 2020

Hoy en día nos encontramos en prácticamente todos los supermercados zumos de frutas y verduras que aseguran “detoxificar tu organismo” realizando un plan de varios días. Todo ello también anunciado en diferentes redes sociales por algunas famosas Influencers. Pero, ¿qué tiene de cierto el eslogan?, ¿conseguimos una depuración de nuestros órganos?, ¿necesitamos estos productos para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo?


Las mencionadas Dietas Detox se basan en ingerir alimentos de origen vegetal, en muchas ocasiones en forma de zumos de frutas y verduras, durante un tiempo variable, entre 1 y 5 días, pudiendo llegar hasta los 7 días con la finalidad de “detoxificar o depurar el organismo de las toxinas que se absorben a través de los alimentos, así como del ambiente”.


Pero, ¿realmente funcionan para desintoxicarnos? Basándonos en la evidencia científica actual podemos concluir que NO FUNCIONAN. Esto se ha demostrado en diferentes estudios donde no se han visto mejoras en la eliminación de sustancias con riesgo de toxicidad en nuestro cuerpo. [1], [2]


Cada uno de nosotros tenemos diferentes órganos encargados de la eliminación de estas sustancias perjudiciales obtenidas tanto del medio externo, ya sea mediante la ingestión de alimentos o del ambiente, como de procesos metabólicos llevados a cabo en nuestro cuerpo. Este proceso de eliminación se realiza de forma continua gracias a órganos como el hígado, la piel o los riñones. Por ello, no necesitamos ningún alimento para que nuestro cuerpo realice correctamente su función.

Además, tenemos que tener en cuenta que, como bien dice los expertos del SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición), no existe la necesidad de depurar nuestro organismo porque no hay dicha toxicidad en él. [3]


Por otro lado, estas dietas también son recomendadas en distintos espacios con la finalidad de perder peso de forma rápida debido a su baja densidad calórica. Pero, como cualquier dieta hipocalórica no equilibrada y no saludable, donde no se crea una adherencia debido a los déficits nutricionales y la baja ingesta calórica, tiene el llamado “efecto rebote”. Esto se produce tras el abandono de este tipo de ingestas, ya que los consumidores no han aprendido a comer de forma saludable y vuelven a sus hábitos anteriores. Además, diferentes estudios en ratones han demostrado que el seguimiento de estos regímenes pueden provocar alteraciones en la expresión de neuropéptidos produciendo un aumento del apetito y disminución de la tasa metabólica y, por ende, del gasto energético basal. Todo ello contribuye a la recuperación de los kilos perdidos y a la ganancia de alguno más. [4], [5]


También, se deben destacar, la existencia de diferentes riesgos asociados al consumo estas dietas basadas en zumos donde se experimenta una restricción energética severa con los consiguientes déficits nutricionales:


- Se produce una pérdida de masa muscular debido a ser dietas con un contenido muy bajo en proteína. Por este motivo, se desaconseja el uso de este tipo de dieta para alcanzar un objetivo de pérdida de peso. [6]

- Existe el riesgo de desarrollar trastornos de la conducta alimentaria con el seguimiento de dietas muy restrictivas y bajas en calorías, como el trastorno de purgas y la ortorexia. Las dietas Detox entrarían dentro de este grupo. [7]

- La EFSA (autoridad europea de seguridad alimentaria) ya en 2015 avisó de que podría existir un riesgo de cálculos renales o las llamadas “piedras en el riñón, debido al consumo de verduras con alto contenido en ácido oxálico, como las espinacas. [8]

- Por otro lado, al mantener una dieta que no aporta todos los nutrientes necesarios, se pueden crear carencias en algunas vitaminas como las del grupo B, que se encuentran en alimentos como legumbres, cereales integrales, carnes, huevo… pudiendo aumentar el riesgo de otras patologías.


Por lo tanto, el empleo de la palabra “Detox” es puramente comercial y una moda sin ningún rigor científico. Su utilización y publicidad es engañosa, creando confusión y una idea errónea. Además, el seguimiento de estas dietas puede llevar a aumentar el riesgo de sufrir situaciones comprometidas para la salud. Por todas estas razones, es muy importante la educación nutricional donde se aconseje una alimentación variada y equilibrada, y no aquella basada únicamente en un grupo de alimentos.


Escrito por Lorena de la Iglesia (nutricionista).


[1] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22297655

[2] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25522674

[3] https://www.seen.es/docs/apartados/1941/INFORME_FRUTAS_Y_HORTALIZAS_FEN_2018.pdf

[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19822185

[5] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29124370

[6] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25522674

[7] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29983105

[8] https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.2903/sp.efsa.2016.EN-1100

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo